Entra en vigor la “Ley de Segunda Oportunidad”

documentosEl 2 de marzo de 2015, entró en vigor el Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, que comúnmente se ha venido en llamar “Ley de Segunda Oportunidad”.

 

La trascendencia de la medida es alta pues, tras algún intento fallido anterior, se trata de la primera vez que en España se reconoce el derecho al deudor (personas físicas incluidas) a extinguir sus deudas definitivamente. Este derecho está reconocido desde hace algún tiempo en países de nuestro entorno, especialmente en los anglosajones, donde se tiende a evitar que el empresario que cierra un negocio quede lastrado (y estigmatizado) de por vida y no pueda volver a iniciar un nuevo proyecto.

Para poder obtener este beneficio a la exoneración del pasivo insatisfecho, el deudor deberá presentar el correspondiente concurso de acreedores, el cual deberá concluir en liquidación por insuficiencia de masa activa, esto es, de bienes suficientes para hacer pago a todos los acreedores.
La nueva norma exige que el deudor haya actuado con buena fe. Se entenderá que concurre buena fe cuando:

  • El concurso no haya sido declarado culpable.
  • Que el deudor no haya sido condenado por delitos contra el patrimonio, hacienda pública, falsedad documental, orden socioeconómico.
  • Que haya alcanzado, o por lo menos propuesto, un acuerdo extrajudicial de pagos con sus acreedores.
  • Que los créditos contra la masa y los créditos privilegiados hayan sido satisfechos en su integridad. En caso no de haber presentado acuerdo extrajudicial del pagos, que los créditos ordinarios hayan sido satisfechos en al menos un 25%.El beneficio de exoneración se extenderá a la parte insatisfecha de los créditos pendientes a la fecha de la conclusión de concurso, excepto los créditos con privilegio especial, para los que este beneficio se extenderá a la parte de los mismos que no haya sido satisfecha en ejecución.Las deudas que no queden exoneradas serán satisfechas por el deudor por plazo de CINCO AÑOS.

     

    El acreedor podrá pedir en este plazo de CINCO AÑOS, la revocación de la exoneración de deudas del concursado si acredita que éste no lo era de buena fe, si incumpliese el plan de pagos de deudas pendientes o si mejorase sustancialmente su situación económica.

     

    Transcurrido dicho plazo sin solicitud de revocación, el Juez dictará Auto reconociendo con carácter definitivo la exoneración de deudas del concursado.

     

    El Gobierno por fin ha dado luz verde a esta importante reforma legislativa que tanto se había demandado y que beneficiará a miles de empresarios que ejercen su actividad como persona física (autónomos).

     

By | 2015-03-05T10:27:18+00:00 marzo 5th, 2015|Blog, Mercantil societario|Comentarios desactivados en Entra en vigor la “Ley de Segunda Oportunidad”

About the Author: